#Fuerzabar, el movimiento social iniciado por Cruzcampo y Amstel para llenar altruistamente los almacenes de los bares, comienza a sumar a otras grandes marcas para aportar productos a miles de puntos de venta de toda España.

En esta ocasión han sido Nestlé, bodegas Barbadillo y Faustino Rivera Ulecia, la aceitera Capricho Andaluz y otras marcas del sector.

Por su parte, Nestlé ha sido una de las primeras en sumarse a esta plataforma colaborativa de apoyo al hostelero, que se sustenta en las marcas que habitualmente surten de productos a los bares. Concretamente, con una aportación de 720 mil botellas de agua Nestlé Aquarel de 0,5 litros que suponen 360 mil litros.

Barbadillo se une con 10 mil copas de manzanilla Mil Pesetas (1.200 botellas). Faustino Rivera Ulecia con 5 mil de copas de vino d.o. Rioja crianza de Marqués de Atrio (750 botellas).

También se han sumado a #FUERZABAR la aceitera Capricho Andaluz, que aporta 102.500 unidades monodosis de aceite y la marca Embrumas con 50 mil copas de vino verdejo d.o. Rueda (6.000 botellas).

Por último, el proveedor de café Bazar y Fusione ha aportado 500 mil tazas de café, lo que supone 4.250 kilos en total.

Todos ellos ayudan con sus productos a seguir sumando a la aportación inicial de 15 millones de cañas de Cruzcampo y Amstel con #FUERZABAR, para juntos apoyar a la hostelería y hacer que nuestros bares estén mejor preparados en el esperado momento de su reapertura.

De este modo contribuimos a hacer frente a la crisis del Covid-19, que ha golpeado duramente a la hostelería, con un descenso medio de 72.000 trabajadores y con una estimación total de pérdidas de 3.000 millones de euros en marzo con respecto a 2019.

Tal y como explica Carmen Ponce, directora de Relaciones Corporativas de HEINEKEN España: “Buscamos estar cerca del hostelero y hacerle un poco más fácil el día que reabra sus puertas. Y lo hacemos poniendo a su disposición nuestras cervezas y este movimiento al que esperamos se sumen muchas otras empresas”.

Compartir