En la celebración del día de San Fernando no podemos estar más orgullosos de aquellos que, con su compromiso, nos ayudan a transformar nuestro entorno y contribuir a mejorar las oportunidades de los andaluces. Más en concreto, en la festividad de la ciudad de Sevilla, aplaudimos los nombramientos que el Ayuntamiento de Sevilla dedica a reconocer la trayectoria de veinticuatro personalidades y empresas entregadas a la ciudad.

Es el caso de Julio Cuesta, nuestro Presidente de Honor, reconocido como Hijo Predilecto de la ciudad. Durante su carrera, ha destacado como Director de Asuntos Corporativos en el Grupo Cruzcampo y como Director de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España, desde donde asumió la Presidencia y actual Presidencia de Honor en nuestra fundación. Pero no sólo eso: Julio también preside la Asociación Española Contra el Cáncer en Sevilla y asumió el comisariado de conmemoración de los 25 años de la Exposición Mundial de 1992 en Sevilla, en la que fue Director de Relaciones Externas haciendo posible la celebración de un hito que transformó y abrió la ciudad de Sevilla. Este merecido reconocimiento nos hace sentirnos, más si cabe, dichosos de trabajar cada día tan cerca de él.

Pero el día de San Fernando nos deja también otras alegrías que se suman a la labor que venimos promoviendo desde la Fundación. Mercedes Molina recibe la Medalla a la Labor Social por su recorrido en la presidencia de Autismo Sevilla, organización sin ánimo de lucro a la que apoyamos durante la I edición de Cultura Viva mediante una ayuda económica que contribuyó a poner en marcha su iniciativa +Fácil, una APP que fomenta la accesibilidad cultural y la cultura inclusiva.

Desde la Fundación Cruzcampo, queremos dar la enhorabuena a todos los premiados y animar a los sevillanos a seguir contribuyendo por hacer de esta una ciudad ejemplar.

Compartir