Con la voluntad de seguir ayudando a los colectivos profesionales más expuestos durante esta crisis, desde Fundación Cruzcampo donamos 360 pantallas de protección facial al Ayuntamiento de Málaga.

Estas pantallas están destinadas a la protección del personal de ayuda a domicilio. Dicho colectivo engloba a profesionales del área de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad y Políticas Inclusivas de Málaga.

Actualmente, nuestra fábrica de Cruzcampo en Sevilla está produciendo pantallas con equipos de impresión en 3D válidas para la protección sanitaria de profesionales con riesgo de contagio.

En ella contamos con una capacidad de producción de hasta 150 pantallas diarias con 3 turnos de trabajo, puestas ya a disposición de la gestión de varias administraciones públicas.

Cruzcampo pone de esta forma sus medios y conocimiento de sus equipos al servicio de la comunidad sanitaria: “Saber que con nuestro trabajo podemos ayudar a proteger a quienes ponen en riesgo su salud atendiendo a nuestros mayores y a las personas más vulnerables de esta crisis, nos ilusiona y nos motiva para dar lo mejor de nosotros mismos”, señala Juan Candau, director de la fábrica.

Con esta iniciativa seguimos sumando a las medidas que está tomando HEINEKEN España en relación a la situación originada por el COVID-19. Entre ellas se encuentra Aula Abierta, la plataforma de formación online de nuestra Escuela de Hostelería.

Compartir